Puesta en Práctica de la Agricultura Ecológica como Base Educativa

Puesta en práctica de la agricultura ecológica como base educatica.

http://www.huertocole.blogspot.com.es/

Desde los últimos años La Unión Europea está apostando por aquellas iniciativas que promuevan una educación para el desarrollo sostenible y de respeto por el medio ambiente, subvencionando programas que favorezcan la creación de huertos escolares en los centros educativos como una herramienta pedagógica de aprendizaje y concienciación que enseñe a los niños/as y adultos a vivir en armonía con el medio ambiente.

Por ello Aderlan “Asociación para el Desarrollo Rural y Pesquero de Lanzarote” pone en marcha el proyecto “Puesta en práctica de la agricultura ecológica como base educativa”, entendiendo el huerto como un recurso educativo que acerca la escuela al conocimiento de la agricultura ecológica, conociendo los beneficios que ésta proporciona tanto a la salud como de respeto hacia el medio ambiente.

El proyecto está subvencionado por la Unión Europea mediante el Fondo Social Europeo y los fondos recibidos del Servicio Público de Empleo Estatal a través del Programa de colaboración con la Comunidad Autónoma, Universidades e Instituciones sin ánimo de lucro del Servicio Canario de Empleo.

“Puesta en práctica de la agricultura ecológica como base educativa” tendrá una duración de seis meses, de septiembre a febrero de este curso escolar 2012-2013, y está dirigido a los alumnos de quinto y sexto de primaria de los siguientes centros educativos: Arrecife (CEIP Los Geranios, CEIP Argana Alta), San Bartolomé (CEIP Playa Honda), Tinajo (CEIP Guiguan, CEIP Virgen de los Volcanes), Teguise (CEIP Doctor Alfonso Spínola, CEIP Guenia) Haría (CEIP San Juan), Tías (CEIP Alcalde Rafael Cedrés, CEIP Concepción Rodríguez Artiles).

La puesta en marcha del proyecto “Puesta en práctica de la agricultura ecológica como base educativa” posibilitará, según las características de cada centro, el logro de los siguientes objetivos específicos:

  • Concienciar sobre los problemas medioambientales de incidencia global.
  • Conocer, plantar, cuidar y recolectar las hortalizas base de nuestra alimentación.
  • Divulgar conocimientos de la agricultura ecológica a través de charlas o vía internet.
  • Sensibilizar a la población en general, y a la escolar, en particular, de la necesidad social de introducir la agricultura ecológica.
  • Informar a la comunidad educativa acerca de los beneficios de la agricultura ecológica y desarrollar las tareas del huerto de forma acorde.
  • Impulsar el consumo de productos ecológicos entre la población.
  • Fomentar habilidades y valores sociales y/o personales: respeto, responsabilidad, trabajo en equipo, valores culturales, vida rural, cuidado al medioambiente, etc.
  • Educar en hábitos alimentarios sostenibles y saludables.
  • Apoyar a los huertos escolares existentes e impulsarlos en los centros carentes de los mismos.
  • Conocer y dignificar el trabajo agrícola creando lazos entre agricultores ecológicos y huertos escolares.
  • Proporcionar al alumnado herramientas básicas para la viabilidad de la agricultura ecológica, dando a conocer, prácticas e instrumentos tanto actuales como del pasado.

Con estos objetivos lo que se pretende es que los alumnos aprendan lo siguiente:

  1. Sembrar, cuidar, cultivar, cosechar y preparar productos nutritivos de estación (que nos pueden ayudar a subsistir el resto de nuestras vidas) basándonos en técnicas de agricultura ecológica desarrollar hábitos alimentarios saludables a largo plazo
  2. Trabajar en equipo
  3. Organizar el trabajo de forma autónoma, cooperativa y solidaria
  4. Conocer y respetar el medio ambiente, tomando conciencia del grave impacto que podemos ejercer sobre la naturaleza por la utilización de productos químicos sintéticos.
  5. Valorar de una forma vivencial la vida agrícola, la dependencia que de ella tenemos y la complejidad de sus problemas (producción, comercialización, elaboración y preparación de los alimentos).

El proyecto educativo tiene como principal beneficio que los niños/as aprendan a producir alimentos sanos, y cómo deben de emplearlos en una nutrición adecuada; mejorando su dieta y cambiando sus hábitos de alimentación.

El trabajo en huerto contribuirá a una mejor educación medioambiental y al desarrollo individual y social de cada niño/a considerando que todos los aprendizajes que se adquieran de manera práctica, vivencial y positiva no se olvidan nunca, construyendo la base para que los niños adquieran actitudes y comportamientos favorables hacia el medio ambiente

Como resultado del proyecto, se espera la implicación de toda la comunidad educativa ( alumnos, padre, madres y maestros) en la dinámica del huerto, la mejora de calidad de nutrición y la formación de los niños y sus familias, y que los centros adquieran aquellas herramientas y conocimientos necesarios para poder continuar con esta iniciativa de manera autónoma.

Por otro lado, debido a la importancia del uso de nuevas tecnología en los modelos de enseñanza y aprendizaje se potenciará en los talleres y actividades prácticas la búsqueda de información utilizando el uso de internet, así como el correo electrónico para establecer la comunicación e intercambio de ideas entre los centros educativos que participan en la experiencia puesta en marcha desde Aderlan.

Para la ejecución del proyecto se ha contratado a dos titulados universitarios de grado medio (un Ingeniero/a Técnico Agrícola y un Diplomado en Magisterio -Maestro de Educación Primaria-) y a un Monitor de ocio educativo.