RuralEES

La Federación Canaria de Desarrollo Rural “RED CANARIAS RURAL”, se constituyó en 1999 por las siete entidades que trabajan en Canarias en pro del desarrollo rural, con el objetivo de aunar esfuerzos, conocimientos y experiencia.

Con la intención de ejecutar acciones capaces de movilizar el capital humano, principal recurso de cualquier territorio, los distintos grupos empezaron a plantear propuestas que finalmente se tradujeron en el Programa ruralEES , para el fomento de la Economía Social y el Asociacionismo, ejecutado desde enero de 2003 hasta febrero de 2004 con la participación activa de nuestra Asociación, y que tenía los siguientes objetivos:

Valorizar los recursos humanos de las zonas rurales de Canarias.

Generar capital asociativo.

Elaborar un diagnóstico de las Entidades de Economía Social.

Difundir los principios y valores de la Economía Social entre la población de Canarias.

Promover y acompañar proyectos de entidades de Economía Social.

Fomentar los Nuevos Yacimientos de Empleo como potenciales generadores de nuevas entidades de Economía Social.

Se plantearon diversos ejes de actuación para el logro de estos objetivos, que se tradujeron en actuaciones tales como acciones formativas , de difusión de los valores de la Economía Social, etc.

A estas herramientas tradicionales se sumó un planteamiento innovador en Canarias: el uso de rastreadores/as que difundieron el Programa y visitaron institutos de enseñanza secundaria, centros socioculturales, escuelas taller y talleres de empleo, para detectar potenciales emprendedores/as. Además, estos/as emprendedores/as, a diferencia de otros programas de apoyo a la creación de empresas, recibieron tanto un amplio programa formativo como un servicio de tutelaje personalizado, a cargo de técnicos/as especializados/as. Este tutelaje, prestado desde el planteamiento inicial de la idea de empresa hasta la puesta en marcha de la misma, estaba destinado a asegurar la supervivencia de las iniciativas empresariales en los críticos primeros meses.

Por otro lado, en el otro gran pilar de ruralEES, el trabajo en pro del Asociacionismo, se prestó asesoramiento personalizado a todas las asociaciones que así lo solicitaron, así como a los grupos de personas que se planteaban la creación de una asociación.

Junto a estas actividades, realizadas en todas las Islas, en Lanzarote se realizaron otras específicas, planteadas desde ADERLAN y el equipo técnico que gestionaba el Programa. Algunas de ellas tuvieron carácter formativo, como los Cursos de Formación en Técnicas de Desarrollo Social, y en Nuevas Tecnologías de Información para Entidades de Economía Social. También se desarrollaron acciones con un carácter más innovador. Por ejemplo, se desarrollaron “Talleres de fomento del Asociacionismo”, dirigidos fundamentalmente a la población joven de la Isla, y que tuvieron la particularidad de que fueron impartidos por asociaciones con una amplia experiencia en la realización de actividades de dinamización.

Otra de las acciones, ejecutada a instancias de ADERLAN y el Departamento de Juventud del Cabildo, fue la realización de un “Diagnóstico de la situación de la población juvenil en relación a la Economía Social”, destinado a conocer las actitudes de los/las jóvenes de la Isla respecto a las empresas de Economía Social y el Asociacionismo. Además se recogían otros datos sobre la población juvenil, todos los cuales se facilitaron a las distintas Administraciones Públicas, para ayudarlas a orientar sus políticas en materia de Juventud.

Con este conjunto de actuaciones, los objetivos de ruralEES fueron cubiertos satisfactoriamente. En el campo de la Economía Social, en Lanzarote se formó a un total de 24 emprendedores/as, a la vez que se prestaba asesoramiento a 33 proyectos empresariales. En cuanto al ámbito del Asociacionismo, 64 asociaciones fueron tuteladas, prestándoseles asesoramiento en aspectos tales como la adaptación a la Ley Canaria de Asociaciones, la elaboración de proyectos, la contabilidad, etc.